REVOLUCIÓN AGRÍCOLA
Evolución de los homínidos /Periodo Paleolítico /Periodo Neolítico /Imperio de los Valles de los Ríos /Roma
Grecia

Ciencia en Grecia

Periodo Arcáico: Los presocráticos
-Los Milesios
-Los Pitagóricos
-Los Eleatas

Periodo Clásico: Siglo de Pericles
>Los Primeros Atomistas
>Los Primeros Sofistas
-Grandes Filósofos

Periodo Helenístico
-Los Estóicos
-Los Neoplatónicos

Alejandría: Astronomía
-Alquimia
>Etapas de la Alquimia



Alejandría - Astronomía
Astronomía

Alquimia
Alquimia

Etapas de la Alquimia en Alejandría

Hermes TrimegistoFue en Alejandría donde se dio el contacto de los metalistas y artesanos egipcios con las ideas filosóficas de Grecia. Los procesos metalúrgicos y de tintura cargados de misticismo desde tiempos remotos tuvieron por primera vez una justificación racional. El papiro Ebers que data del siglo XVI antes de J.C. y los papiros de Leiden y de Estocolmo del siglo III antes de J.C. muestran numerosas recetas técnicas que se refieren a las operaciones de aleación, de tintura e imitación del oro. Estos papiros corresponden a la primera etapa de la alquimia alejandrina, conocida como época técnica pues la influencia del pensamiento griego aún no aparece; los papiros sólo muestran recetas puramente prácticas.

Segunda Etapa

La segunda etapa de la alquimia alejandrina se conoce como época filosófica y se considera que fue inaugurada por Bolos de Mendes a principios del siglo II antes de J.C. Los alquimistas de esta época eran personas que tenían un gran conocimiento de las técnicas metalúrgicas. Debido a la influencia de la cultura helenística, ellos comenzaron a especular sobre el trabajo que realizaban y aplicaron el pensamiento filosófico dominante de la época, el aristotelismo. La idea aristotélica que más estuvo de acuerdo con sus creencias, y que pasó a ser uno de los más importante principios de la alquimia, era la transformación de los elementos entre sí, la cual se elaboró y se convirtió en la transmutación para los alquimistas; con ella se justificaba la búsqueda de la perfección pues la hacía posible. La transmutación no sólo se aplicaba al deseo de convertir los metales viles en oro, el metal perfecto, sino también al deseo de perfección del hombre mismo. Para lograr sus objetivos el alquimista utilizaba diferentes herramientas, entre ellas las técnicas prácticas conocidas como disolver, fundir, combinar y destilar junto con ayudas mágicas como conjuros e invocaciones que, por supuesto, siguieron jugando un papel importante para la obtención de lo que el alquimista quería.

Tabla EsmeraldaLa conversión de un metal cualquiera en oro implicaba que las cualidades del oro debían ser conferidas al metal que se quería transformar; esta es también una idea aristotélica y tiene mucho sentido. La cualidad que se podía conferir más fácilmente era el color, por tanto, teñir el metal se veía como un avance en el objetivo propuesto. El elemento transformador era el fuego, lo cual se había hecho evidente a partir de la gran experiencia adquirida en su manejo; el fuego era también considerado como un elemento que aceleraba un proceso natural.

Como se dijo anteriormente, esta época de influencia filosófica tuvo como su iniciador y más característico representante a Bolos de Mendes. Este personaje escribió un tratado de las tinturas que se dividía en cuatro partes: oro, plata, piedras preciosas y púrpura. Los principios filosóficos de Bolos eran una ley de simpatía y antipatía que hacía que todas las sustancias se unieran o se separaran y la unidad de la materia prima que hacía posible la transformación real y deseada de la materia indeterminada en tal o cual sustancia. La materia prima para producir un metal noble era plomo fundido y ennegrecido que más tarde fue sustituido por el mercurio, metal líquido a temperatura ambiente. Si se combinaba esta materia prima con una sustancia que tuviera afinidad natural con el plomo y que le pudiera conferir las propiedades del metal deseado, éste se podía obtener. El problema, claro está, era encontrar la sustancia que propiciara la transformación. El hecho comprobado de conferir el color del oro a un metal confirmaba la posibilidad de dar a la materia indeterminada todas las demás cualidades específicas de un metal noble.

Tercera Etapa

La tercera y última etapa de la alquimia alejandrina es la época de la literatura alquímica propiamente dicha (siglos III y IV después de J.C.). Esta época se caracteriza por el paso completo de lo práctico a lo místico y oscuro; su representante más conocido fue Zósimo de Panópolis quien vivió en el siglo III después de J.C. Con Zósimo la oscuridad de los escritos alquímicos llega a nivel muy alto; para él los procedimientos alquímicos le son revelados en sueños y gracias a las operaciones alquímicas, entendidas como tortura, muerte y resurrección, la sustancia era transmutada, es decir, pasaba a un estado trascendental que era convertirse en oro. Zósimo diferenciaba entre lo que él llamaba “cuerpos” o metales y “espíritus”, “ciertas sustancias que son, por razón de su peculiar naturaleza, invisibles” y que podían unirse a los cuerpos por las afinidades.

.

 
____________________________________________________________________________________________________________
 
Pontificia Universidad Javeriana Cali I Departamento de Humanidades I Historia y Filosofia de la Ciencia - HFC
email: tcs@javerianacali.edu.co