PERÍODO NEOLÍTICO

Primeras Aldeas Agrícolas

Los primeros poblados de agricultores del mundo aparecieron alrededor del 7000 antes de J.C. Algunos establecimientos muy antiguos consistían de casas redondas indicadas por círculos de piedra que al parecer habían reforzado un armazón de palos entretejidos que debió ser cubierto con capas de algún otro material perecedero. Puesto que este tipo de chozas son relativamente fáciles de construir, firmes y portátiles, debieron ser refugio de nómadas cazadores y luego sus descendientes, ya sedentarios, siguieron la tradición.

En algunos lugares se comenzó a construir chozas pequeñas formando pequeñas agrupaciones, lo cual muestra la idea de un edificio con varias habitaciones para dar albergue a una familia. Una vez dado este paso debió parecer más practico construir casas rectangulares. La vida sedentaria fomentó la proliferación de la propiedad privada. La abundancia de bienes exigió casas más grandes y las provisiones de comida acumuladas debilitaron la costumbre tradicional de compartir. A partir de este momento surgen las diferenciaciones sociales y ciertas familias comienzan a dominar a la población de artesanos y de agricultores.